Cinco canciones negras

Estoy estudiando este ciclo para un lunchconcert el día 8 de Marzo, junto con un par de compañeras del conservatorio. Me parece muy interesante saber que hay detrás de la clara musicalidad afro-cubana que Montsalvatge nos ofrece en estas canciones. 

Aquí la primera parte de este post. En el próximo post hablaré un poco más del ciclo, canción por canción.

Xavier Montsalvatge (1912-2002) logró su primer gran éxito en 1945 con sus Cinco canciones negras, quizá su obra más difundida. Además de su primera obra para voz, fue la obra más temprana en la que incluyó acordes de jazz.

Este ciclo fue encargado por la soprano catalana Mercedes plantada, y consiste en cinco poemas de Rafael Alberti, Néstor Lijan, Nicolás Guillén, and Ildefonso Pereda Valdés.

Montsalvatge, resistiendo la tendencia Wagneriana que sus profesores le impartían, creó un estilo musical, llamado hoy en día, antillanismo, y se trata de una combinación de ritmos de danza cubana, estilos vocales españoles y formas musical indígena afro-americanas.

Ha triunfado la idea de que es precisamente en el antillanismo donde Montsalvatge ha llegado a encontrar una voz muy personal; creando un narrador a través de todo el ciclo, que envía un mensaje poético de la identidad y opresión sufrida en Cuba.



Breve biografía de Xavier Montsalvatge

Montsalvatge nació en Gerona, en una familia de banqueros. Su padre lo introdujo y rodeó de poetas y literatura modernista, emergerte en Cataluña a partir de los 1900. Estudió música en Barcelona, donde también terminó los estudios de violín, aunque más tarde se inclinó por la composición. Fue profesor de composición e instrumentación en el Conservatorio Municipal de Barcelona, hasta su jubilación.

Su música se puede dividir en varias etapas: tras unos inicios nacionalistas, le sigue una fase con influencias de la música antillana; posteriormente, una de politonalidad libre; para finalizar con un periodo influido por estilos vanguardistas.